sábado, 8 de mayo de 2010

De las radicales acciones del Señor Nicasio Gomez



II

Ella vivía su vida, relativamente feliz, relativamente ordenada, relativamente relevante. Cada día recibía al sol con una sonrisa y despedía a la luna con un beso volador antes de acostarse.
Rodeada de amigos, pasaba sus días entre risas y abrazos, sin un solo pensamiento que la agobie ni una precupación que la persiga. Ella era libre. Y, a pesar de la devoción inflexible que él le profesaba, ella apenas notaba la presencia en la oficina del tal Gomez.


III. Nicasio abrió sus ojos el 15 de Noviembre...


1 comentario:

nay dijo...

una historia en español, esto me gusta :D jaja
me quedé con ganas de leer la que está en inglés.. será algún otro momento que le ponga onda al inglés y la leo =P
see you